21 diciembre 2010

Derechos Fundamentales en Internet

MANIFIESTO

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial – un organismo dependiente del ministerio de Cultura -, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

15 diciembre 2010

Ciclos y motivaciones

Todos los equipos, ricos y pobres, tienen ciclos. Es posible que el nuestro haya terminado, lo que significa que empezaría otro. Ya sabemos cómo debemos iniciarlo, qué bases establecer para que sea exitoso, después ya veremos lo que pasa. El proyecto que se inició con Caparrós alcanzó unos éxitos que nos sorprendieron a todos. Ahora puede haber terminado, tendríamos que iniciar uno nuevo y quizá no viésemos sus frutos hasta dentro de dos o tres temporadas. No tenemos dinero para fichar a Xavi o a Pirlo, por lo tanto tendríamos que esperar a ver si gente como Cigarini acaba funcionando, o bien fichar a otros del mismo corte.

En los últimos años hemos asistido a finales buenas y finales malas. De las buenas jugamos ocho y ganamos seis. De las malas he perdido la cuenta. Hoy tenemos otra de las malas. En la mente de todos está el hecho de que esta noche podemos perder perfectamente; a este equipo le meten un gol y pierde. El estado de ánimo de los jugadores está cogido con alfileres y no sé hasta qué punto un estadio abarrotado de banderas puede ayudar. Es posible que un ambiente espectacular sirva de motivación para muchos, pero también puede meter una presión extra a un grupo de personas que, a duras penas, trata de sobrellevar unas exigencias que de momento les superan.

Me estoy refiriendo principalmente a los nuevos. Los veteranos ya han superado muchas batallas y han ganado casi todas las guerras. El otro día me entretuve buscando información sobre Poulsen. Me llamó la atención que un jugador que ha jugado en equipos de tanta enjundia como la Juventus o ahora el Liverpool, sólo haya ganado títulos relevantes en el Sevilla. Este perfil es extrapolable a casi todos los de la vieja guardia, pero ¿Cómo motivar a unos jugadores que en su mayoría enfila el final de su carrera y que difícilmente va a ganar nada más? Todos hemos visto hace poco, cómo un equipo de jugadores que han ganado prácticamente todos los títulos existentes, sin motivación pierden con el Hércules y motivados aplastan al Real Madrid.

Hace tiempo Juanito, cuando aún jugaba en el Betis, dijo algo con lo que estoy bastante de acuerdo. Vino a decir que, salvo casos muy excepcionales, los grandes equipos no tienen once grandes jugadores. Dos, tres o cuatro marcan la diferencia y el resto se contagia. Y puso como ejemplo al Sevilla.

Hoy no es el día para que los jóvenes se reivindiquen. Hoy es el día para que los grandes contagien a los demás. Hoy es el día en que, mirando su propio palmarés, vean dónde han ganado los títulos que lo adornan y demuestren si han llegado al final del ciclo, o aún tienen fútbol de alta escuela en sus botas. Hoy espero a los pesos pesados, a los grandes veteranos. Ellos decidirán esta batalla.

13 diciembre 2010

Estado de Alarma

Quinta derrota consecutiva. Cuarta en liga y tercera consecutiva en casa, todas ellas contra rivales que, en teoría, no juegan “nuestra” liga. No voy a empezar a criticar fichajes fallidos; a mí personalmente me parecieron razonables las explicaciones dadas por Monchi en la junta de accionistas. Básicamente porque todos sabemos que nadie es infalible y, al igual que hasta hace poco no cometía errores, ahora ha cometido varios. En cualquier caso, para mí, el haber de Monchi y su equipo supera con creces al debe.

image

Pero hay dos cuestiones que me preocupan.

La primera es el mensaje de Del Nido diciendo que vamos a esperar a enero y ya veremos si se ficha. Yo me pregunto a qué vamos a esperar. Que hacen falta incorporaciones parece evidente; por una muy simple regla de tres: los que están ya no son lo que eran y los que han venido no son lo que se esperaba, al menos por ahora. Y para fichar a un jugador en el lugar de Guarente no hay que esperar a enero. Se puede argumentar en contra que no es fácil encontrar a un jugador de garantías que ande suelto en diciembre, o que esté dispuesto a venir en estos momentos. Vale. También se puede argumentar que Monchi y su equipo presumen de tener una lista de jugadores estudiados, analizados e incluso contactados para su incorporación de forma inmediata si es necesario. Y esto también vale. Hacen falta jugadores, sobre todo en la zona de creación, y hacen falta ya.

La segunda es el entrenador. Es un entrenador que a casi todos nos pareció bien; con experiencia y fama de buen psicólogo, que además tenía un especial interés en dirigir al Sevilla. Lógicamente, necesitaría tiempo para implantar su sistema, metodología, filosofía, etc. Después de cinco derrotas seguidas, no estaría de más que alguien le dijera algo como: Señor Manzano, los número que usted presenta son peores que los de su antecesor. El equipo no da muestras de reacción, los jugadores no parecen estar implicados y se ha producido un acto de indisciplina que pone en duda su autoridad como entrenador. El Sevilla no es el Mallorca, aquí tenemos un margen mucho menor y una presión mucho mayor. Dese usted una vuelta por el Museo del Sevilla, antes de que lo desmantelen, y sabrá por qué lo digo. Volver a cambiar de entrenador no es, de momento, lo que nos estamos planteando, pero su margen se ha terminado. En otras circunstancias estas cinco derrotas le habrían costado el puesto, por lo tanto sus números deben ser positivos a partir del próximo partido.

Esto sería necesario para mantener los mismos objetivos marcados. Si hemos de cambiarlos, díganlo claro.

09 diciembre 2010

Manifiesto de la ASR Pepe Brand

La Asociación de Sevillistas en la Red “Pepe Brand” –que aglutina a casi cien portales en internet-, reunida en Junta General el día 4 de diciembre de 2010, ante las propuestas presentadas para un reparto justo de los derechos de televisión y su distribución equitativa entre los clubes participantes en la competición española, manifiesta lo siguiente:

1º) Nuestro total reconocimiento a la proposición que encabeza D. Jose María del Nido, Presidente del Sevilla FC, junto a los clubes Zaragoza, Villarreal, Real Sociedad, Athletic de Bilbao y Español, -junto a un importante número de equipos de la Liga Adelante- por el momento.

2º) Nuestro apoyo a la idea de una Liga más equilibrada y donde los equipos compitan en condiciones similares.

3º) Nuestro convencimiento de que elevando el nivel de los clubes participantes, se eleva el nivel de la propia Liga.

4º) Nuestra convicción de que todos los clubes de fútbol contribuyen por igual al sostenimiento de la RFEF y por tanto, deben recibir los derechos televisivos en un reparto más justo y compensado.

5º) Animar a todos los clubes de la Liga BBVA y la Liga Adelante para que a través de sus socios, aficionados y simpatizantes, manifiesten su apoyo masivo a la propuesta en cuanto que potenciales beneficiarios del nuevo modelo de reparto propuesto.

6ª) Hacer extensivo éste MANIFIESTO a todos los medios de comunicación y portales de internet de soporte de clubes de fútbol para que tomen iniciativas similares en defensa de una Liga Justa.

Asamblea General de la Asociación de Sevillistas en la Red “Pepe Brand”. En Sevilla, a 4 de diciembre de 2010.

18 noviembre 2010

¿Puede alguien ayudar a esta persona?

 Haití

¿Podría algún cooperante abandonar su hotel de Santo Domingo unos minutos y acercarse a esta mujer? ¿Podría susurrarle en el oído que todo se va a resolver, decirle que la ONU se va a reunir para tratar su caso? ¿Explicarle que las reuniones puede que incluso sean de urgencia, que cabe la posibilidad de que al final emitan una reprobación contra el virus del cólera (para una condena desgraciadamente no habrá consenso)?

¿Puede alguien decirle que el FMI también va a considerar su caso, que volverá a tomar medidas tales como acabar con las explotaciones agrarias tradicionales, implantar la economía de mercado, hacer depender a su país del vecino del norte hasta hundir a su pueblo en la miseria, pero que en realidad todo es por su bien? ¿Que sin estas medidas las cosas serían mucho peores? ¿Puede alguien imaginar algo peor que la situación de esta mujer para hacer la comparación, ya que a mí no se me ocurre?

¿Puede alguien explicarle que en estos momentos no podemos ayudarle porque tenemos graves problemas aquí, tales como reducciones de beneficios de hasta dos puntos en nuestros bancos? ¿Que en cuanto subamos los impuestos y entreguemos el dinero a los mercados le enviaremos una manta para que no tenga que reventar en la calle desnuda? ¿Pueden decirle que considere lo que ha cambiado su país tras la presencia de los cascos azules? ¿Recordarle que ahora puede morirse tirada en la calle democráticamente? ¿Que los mismos que apoyaron política y militarmente a gente como Duvalier, ahora están analizando en profundidad la problemática económico-social intrínseca de su país? ¿Que es posible que incluso publiquen un estudio?

¿Puede por favor alguien ayudar a esta persona?

12 octubre 2010

20 de febrero de 1934 – Crónica de un desastre. I

El guardafrenos Victoriano Bustillo Cabeza se encuentra en la garita sobre elevada empotrada en el último vagón del tren especial 1.766, son cerca de las tres de la madrugada. Mira hacia adelante, por encima del techo del tren, tratando de atisbar alguna indicación. Está inquieto, sabe que debían detenerse en la estación de Mengíbar a las dos y diez,  para dejar pasar al expreso ascendente proveniente de Sevilla. No sabe por qué no se han detenido, pero la reducción de velocidad del tren le indica que en la cabina tampoco están muy seguros. A lo lejos cree ver algo. Trata de enfocar la vista a través del humo de la chimenea en el aire frío del invierno. Al fondo, un diminuto punto de luz se balancea frenéticamente de un lado a otro, en la profunda oscuridad de la noche.

Es una señal de alarma. Victoriano sabe inmediatamente lo que va a ocurrir, introduce la cabeza por la portezuela del vagón y grita a los pasajeros: ¡Agarrarse, hay desgracia!”, mientras tira del freno de emergencia con todas sus fuerzas. El tren emite un profundo gemido mientras sus ruedas rechinan contra los raíles.  En la cabina, los maquinistas Julio Navarro Gavilán y José Delgado Alcázar están estupefactos. No vieron ninguna indicación al pasar Villanueva de la Reina, no había ninguna luz, ninguna señal. José Delgado agarra la palanca del freno y tira de ella mientras llama a los fogoneros que se encuentran en el vagón del carbón. Julio Navarro mira aterrado por la ventana, paralizado al ver cómo a unos pocos metros por delante se recorta la inmensa figura oscura de la máquina 1.763, que tira del expreso de Sevilla. En su misma vía. En dirección contraria.

En la madrugada del 20 de febrero de 1934, un tren especialmente fletado para transportar a novecientos aficionados sevillistas que se desplazaron a Madrid a presenciar el partido de fútbol entre el Sevilla FC y el Athletic Madrileño, colisionó frontalmente contra el tren regular expreso que cubría la ruta Sevilla-Madrid. El resultado fue de nueve muertos y más de cincuenta heridos. La catástrofe pudo haber tenido proporciones mucho mayores.

Cuando alrededor de las cuatro de la madrugada sonó el teléfono su casa de Linares, el Secretario del Ayuntamiento, Leonardo Castro, estaba profundamente dormido. Una voz al otro lado del teléfono le comunicó escuetamente el accidente entre dos trenes ocurrido a medio camino entre Andújar y Villanueva de la Reina. No había más detalles. Sí, había heridos. Leonardo se levantó y empezó a vestirse con la cabeza dándole vueltas. Unos minutos más tarde decidió llamar a la Guardia Civil y al Gobernador. Media hora después, un coche de la Guardia Civil partió de Villanueva de la Reina hacia el lugar del accidente.

Untitled - 1

El doctor Antonio Calderón estaba aturdido. Iba dormitando en su sillón cuando salió despedido abruptamente. Tras chocar contra los sillones delanteros, rodó por el pasillo del vagón del tren. Sentado sobre el suelo, miró alrededor tratando de ver algo en la oscuridad casi absoluta. No sabía qué había pasado, pero recordaba haberse despertado con los gritos de los pasajeros, después nada hasta que recobró el sentido. Tenía claro que era un accidente, tal vez el tren había descarrilado otra vez, tal como pasara en el trayecto de ida, a la altura de Torrelodones. Poco a poco empezó a oír gritos y lamentos que se elevaban sobre los silbidos del vapor de las máquinas y el crujir de las tablas.

Se levantó y tras palparse brazos y piernas comprobó que no estaba herido. Con cuidado, recorrió los escasos metros hasta la puerta del vagón, tropezando con maletas, bultos e incluso con algunos pasajeros que aún estaban en el suelo. No eran muchos, tal como pudo ver, la mayoría del pasaje se abalanzaba hacia las puertas tratando de huir del tren. Empezaba a cundir el pánico; los pasajeros que conseguían abandonar el coche huían corriendo por el campo, en una oscuridad casi total.

Antonio Calderón descendió del vagón y avanzó lentamente en dirección hacia la máquina. Los gritos y lamentos llenaban el frío aire de febrero. Unos metros más adelante se quedó petrificado: El tren había impactado de frente contra otro tren que circulaba en dirección contraria. Las dos máquinas estaban literalmente soldadas una a la otra, en un macabro beso entre hierros incandescentes. La brutal desaceleración había destrozado los tres primeros vagones del especial, sobre todo el de tercera clase, prácticamente desintegrado; el techo había desaparecido y las paredes se habían despezado como si fuesen de papel.

Untitled - 3 

Su instinto de médico le condujo hacia el vagón más dañado, allí estarían los heridos que con toda seguridad se habrían producido. La escena era dantesca. En el suelo del destrozado coche yacían personas ensangrentadas, inconscientes o pidiendo ayuda, envueltas en hierros y astillas. La vía y el terraplén estaban cubiertos de tablones, herrajes y restos de todo tipo. Durante unos segundos observó consternado cómo una mujer en estado de shock gritaba con todas sus fuerzas para que ayudaran a su hija, atrapada entre los sillones. La mujer sangraba por la heridas causadas al saltar del tren poco antes del impacto. Un joven, también herido, trataba de liberar a la niña haciendo palanca con un tablón, ayudado por un guardia civil.

Antonio decidió volver a su vagón a tratar de recuperar el botiquín que llevaba en su maleta. Los pasajeros que huyeron del tren empezaban a regresar, algunos de ellos encendían fogatas para protegerse del frío, utilizando como como combustible los restos de los vagones. A su regreso se cruzó con el subjefe de la compañía ferroviaria, Ramón Peña, que se había cubierto completamente de polvo negro al desenterrar al fogonero Antonio Pavón con sus propias manos. Todo el carbón del ténder se había desplazado hacia adelante sepultando literalmente al fogonero. Ahora portaba una camilla y algunos utensilios de primeros auxilios, todo lo que había podido rescatar del botiquín del tren, que al estar situado en el primer vagón, había quedado prácticamente destrozado.

tren

Entre las personas que auxiliaban a los heridos, Antonio pudo ver al doctor Vilches, que atendía a la niña que el joven y el guardia civil había conseguido liberar. Tenía una herida en la cabeza que sangraba profusamente, aunque no parecía ser de gravedad. Los pasajeros empezaban a colaborar; poco a poco se fueron organizando para retirar a los heridos utilizando los sillones del tren como improvisadas camillas. Entre ellos se encontraba el maquinista Julio Navarro. Asomarse a la puerta de la cabina para ver venir al expreso le había salvado la vida. Había salido despedido contra las vías, rompiéndose el brazo izquierdo, y tenía erosiones y magulladuras por todo el cuerpo. Pero estaba vivo.

07 octubre 2010

Fuentes de desinformación

Una vez más, el señor José Fuentes, representante de Luis Fabiano, vuelve a las andadas. Ya le conocemos de sobra. Hace años que juega al mismo juego: cada vez que Luis Fabiano está un par de convocatorias en el banquillo, aparece soltando un exabrupto que él mismo se encarga de desmentir categóricamente al día siguiente.

Siempre viene a ser lo mismo, si no juega habrá que buscar una salida. Debe pensar que los sevillistas estamos en Babia o que somos tontos; si hubiese encontrado una salida, cosa que lleva buscando desde hace años, Luis Fabiano se habría ido hace tiempo.

Resulta llamativo que por el “nueve de Brasil” todavía no haya llegado una oferta medianamente decente en todos estos años. Tal vez los grandes equipos saben que para que Luis Fabiano llegara  a un nivel alto hubo que aguantar muchos meses de sequía goleadora, apatía, indolencia y a una persona que parece estar en constante batalla consigo mismo. Una mentalidad extremadamente frágil que lo hace deprimirse y sentirse infeliz cuando no juega.

Cualquier jugador profesional se siente igualmente infeliz en el banquillo, pero su profesionalidad y competitividad les obliga a rebelarse y esforzarse más para conseguir un puesto de titular. Si a un jugador que esté en el banquillo se le pregunta por su situación, responderá que no está cómodo pero que el míster decide y que a él solo le queda trabajar para recuperar un puesto en el equipo titular.

Este no es el caso de Luis Fabiano. Tal vez espere que el Sevilla vuelva a tener la paciencia que tuvo al principio, cosa que no va a pasar sencillamente porque este Sevilla está a años luz del equipo al que llegó el brasileño hace cinco temporadas. Entonces prácticamente no tenía competencia; ahora tiene mucha, y muy buena.luis-fabiano

Quizá el señor Fuentes debería tener en cuenta que Luis ya no tiene edad para el gran fichaje de su vida (me refiero a la vida de José Fuentes), que ningún club de mayor nivel futbolístico que el Sevilla, que son muy pocos hoy en día, va a hacer un esfuerzo por su fichaje. Mejor sería que aconsejara a su representado que se esfuerce, que se gane el puesto en el campo y que aproveche su flamante renovación para dar todo lo que pueda a un club que lo ha llevado a la titularidad con Brasil, nada menos. Sin el Sevilla, Luis Fabiano habría vuelto a Brasil hace ya varias temporadas.

Luis es un formidable delantero, pero el apoyo y afecto del que goza aquí, difícilmente lo va a encontrar en otro sitio. Desde luego no el Tottenham o en la Juventus, gente que no lo conoce y que, en cuanto desaparezca en un par de partidos, lo van a mandar a la grada.

Dentro de pocos días, Luis cumplirá treinta años. Quizá sea hora de que su representante acepte de una vez que su próximo fichaje, de haberlo, será en Qatar o Estados Unidos, antes de retirarse del fútbol. Si consigue colocarlo en algún club menor, lo único que va a conseguir es adelantar ese final, aunque aún pueda sacarle algunos euros.

01 octubre 2010

Las tribulaciones de un pobre hombre

Maldita sea mi suerte. Cómo han podido ganar en Dortmund, cómo se puede tener tanta suerte.

Cada vez que están a punto de caer se levantan de nuevo, es desesperante. Todo el día de ayer escribiendo el artículo; lo había bordado. Sólo me faltaba poner el resultado. Y van y ganan.

Ahora tengo que escribir otro, con lo bien que me había quedado la metáfora del cuento del Mago de Oz: Del Nido el león cobarde, Monchi el Hombre de Hojalata… Me daba mala espina este entrenador, éste sabe lo que hace. Dos entrenamientos y ayer ya tenían las líneas más juntas y mucho mejor criterio en el centro del campo. Si esto así con dos entrenamientos, me espera un temporada buena este año.

Como la pasada, “ese lastre de Del Nido y Monchi”, había escrito, y va el niñato ese y marca en el descuento. Y luego ganan la Copa. “Temporada aciaga por la incompetencia de los dirigentes”. Champions y campeones de Copa. Me voy a volver loco.

Este artículo tan brillante a la basura. Otro más. “Ese clon de Mosquera desahuciado de mil y un equipos”, tenía para Cáceres. Vaya defensa que se han sacado de la manga. Y por cuatro duros.

“Una sombra del que fue, se arrastra por el área por los achaques de la edad”. El portero ese va a estar haciendo paradones hasta los cincuenta.

Esta vez creo que hasta tenía los signos de puntuación correctamente situados. Por una vez. Me vino a la memoria el tiempo en la universidad, aquellos principios de imparcialidad, objetividad, contrastar noticias. Todavía recuerdo las carcajadas de mis primeros compañeros cuando les hablaba de esto, en mi primer trabajo como periodista. Qué inocente era.

No voy a cambiarlo todo a estas horas. Voy a parchearlo un poco y lo subo como está. Se van a reír de mí, lo sé. Pero al fin y al cabo llevan toda la vida cachondeándose de mi, ya qué mas da.

30 septiembre 2010

Sólo al Equipo de Fútbol

Hace un tiempo estuve en Grecia. Estuvimos recorriendo los imprescindibles restos arqueológicos e hicimos el obligatorio recorrido en barco por las islas. A la vuelta subimos a un taxi para volver al hotel a asearnos y después salir a cenar.

Como casi todos los taxistas griegos, el amigo Christos pegó la hebra de inmediato, preguntándonos de dónde veníamos y demás en un inglés aceptable. Nos contó con todo lujo de detalles la delicada situación económica y con gran clarividencia predijo lo que iba a ocurrir allí, que es exactamente lo que después ha ocurrido.

Al final nos preguntó dónde íbamos a cenar, si íbamos a salir o quedarnos en el hotel. Saqué de mi bolsillo un papel donde llevaba apuntados varios nombres que me había sugerido un colega griego, y dije uno al azar. Christos me miró sorprendido.

No hombre, debéis ir a Microlimano, es el mejor sitio. Si queréis yo os puedo recoger en el hotel, llevaros a un buen restaurante y después traeros de vuelta. A cinco euros por trayecto.

Aceptamos encantados. microlimano

Microlimano es un sitio que realmente merece la pena. Una Marina, como llaman ellos; un pequeño puerto semicircular atestado de barcos de recreo. Todo el perímetro está lleno de bares y restaurantes, literalmente pegados al mar. 

Christos nos dejó enfrente de uno de ellos y el dueño salió sonriente a recibirnos a la calle, estrechándonos la mano como si fuésemos viejos amigos. Tras una maravillosa cena, un camarero joven se nos acercó para comprobar que todo estaba en orden.

Aunque vestía el uniforme de camarero, trataba de mostrar signos de juvenil rebeldía con el nudo de la corbata flojo y el faldón de la camisa por fuera. Nos preguntó de dónde veníamos. De España. ¿De qué parte?. De Sevilla.

El chico asintió con la cabeza. ¿La conoces?. El muchacho se encogió de hombros y sacudió la cabeza. No, sólo conozco al Equipo de Fútbol.

Pues ya conoces lo más importante, le dije con una amplia sonrisa.

29 septiembre 2010

Quemar Después de Leer

Ayer volví a ver la película Quemar después de leer, de los hermanos Coen. Debo admitir que soy un entregado admirador de estos dos geniales lunáticos y de su maestría en mostrarnos la realidad a través del surrealismo. Es una película menor si se quiere, pero es una muestra más de cómo se puede hacer cine diferente; de contar un historia trágica, con escenas dramáticas, envuelta en un halo de comedia por momentos hilarante.

Después de la excelente No es país para viejos, los Coen vuelven con una película más en la línea de Fargo: Un grupo de personas abiertamente estúpidas, aunque se consideren genios, y un simple y a la vez complejo hilo conductor basado en historias entrecruzadas.

quemardespuesdeleer00

Estos dos hermanos directores están ya en un nivel de prestigio merecidamente alto, por lo que pueden contar con un elenco de actores situados en primera línea, al menos en la de la popularidad. Frances MacDormand, que ya ganara un Oscar por Fargo, vuelve a interpretar un papel similar: el de una mujer aparentemente simple y sensible pero que al final demuestra ser más inteligente que todos los demás. Un impagable John Malkovich, interpretando a un agente de la CIA al que han despedido y que vive en un estado de constante exasperación. Brillante Malkovich, como de costumbre.

1233852663_0

A George Clooney no se le puede pedir demasiado, pero cumple con su papel de petulante mujeriego con buena nota, tal vez porque si en algo destacan los Coen es en su magistral dirección de actores. El papel asignado al irregular Brad Pitt no le deja mucho margen para el lucimiento, resultando excesivo a veces en su interpretación.

Pero quizá lo más interesante sea la galería de secundarios, sobre todo los que interpretan a miembros de los servicios de inteligencia. Desde el ruso que niega ser un espía declarando ser “Adjunto al Agregado Cultural de la Embajada Rusa”, auténtico homenaje humorístico a las novelas de la guerra fría, hasta un director de la CIA que se cuestiona, en la escena final, qué han aprendido después de todo. No me cabe duda de que la frase “La inteligencia es relativa” que aparece en el cartel anunciador de la película, tiene un mucho de mala uva y doble intención.

En definitiva, en mi opinión esta película garantiza un buen rato; tanto si se ve como simple comedia, como si se quiere buscar el sarcasmo y ácida crítica de estos dos hermanos directores.

28 septiembre 2010

Un proyecto muy esperado.

Aterriza Gregorio Manzano en el Sevilla FC. No viene solo, se ha traído a su equipo de trabajo porque tiene en mente un proyecto; no viene a ver si la cosa sale bien. Podía deducirse de su actitud cuando abandonó el Mallorca que tenía previsto, o esperaba, la llamada del Sevilla. Seguramente tendría muchas ofertas sobre la mesa, pero se quedó en su pueblo esperando.
 
Tiene Gregorio varios vínculos con sevillistas, incluso en su familia, y sus comentarios y opiniones fuera de micrófono han sido bastante claros, si hacemos caso a los rumores que corren, por ejemplo, por Utrera. Ha estado estudiando al Sevilla desde hace tiempo y no me cabe duda de que conoce a la plantilla todo lo bien que se puede conocer a un equipo desde el exterior, al menos futbolísticamente. Ahora deberá conocer a los hombres.
Gregorio_Manzano
Resultan en cierta forma reveladores los comentarios de su representante: Gregorio va a estar diez años en el Sevilla, de su próximo contrato ya hablamos en verano. También se ha sabido que la negociación hasta llegar a un acuerdo fue breve y la predisposición del técnico fue total.
 
Me viene ahora a la memoria el triste episodio de Luís Aragonés. Afortunadamente no hubo acuerdo; conocí a Luis Aragonés personalmente y puedo afirmar de primera mano que no tiene el más mínimo afecto personal por el Sevilla. Lo conocí en unas circunstancias y a una horas en que las lenguas se sueltan. Si sale bien, bien. Si no, a otra parte. Literalmente.
 
Viene Manzano con un buen currículum y una experiencia bastante amplia. Un historial donde quizá lo más negativo sea su paso por el Málaga, aunque sea en cierto modo comprensible. Su marcha del Atlético fue simplemente una muesca más en el revólver de un enloquecido club que defenestraba entrenadores cada lunes. Porque no lo hizo mal allí, en ese Atlético que ahora, desde la implosión del Betis, algunos quieren convertir en nuestro rival directo, aun a pesar que llevan ya bastante tiempo viéndonos la matrícula. manzano3 
 
Una charla de media hora y a trabajar, la metafísica futbolística que la desarrollen otros. Tiene por delante dos partidos muy complicados, sobre todo el del jueves. El Borussia está fuerte y una derrota nos deja casi fuera de la Europa League, después viene el Atlético que este año ha empezado muy bien. Tal vez pierda alguno, quizá los dos, pero estoy seguro de que ahora, cuando se ha atendido a los requerimientos de muchos, de fichar a alguien medianamente contrastado y con experiencia, se va a tener paciencia.
 
Paciencia que no se ha tenido con Alvarez. Se quejaba Antonio ayer de que había caído en un ambiente hostil sin margen de error. Quizá tenga razón, pero desgraciadamente ese margen se había agotado completamente con el empecinamiento inexplicable de mantener a Jiménez a todo trance. Que te vaya bien Antonio, a donde quiera que vayas.
 
Tenemos a alguien del perfil que pedíamos, si ahora las cosas no salen, habrá que empezar a mirar hacia otros lados.

26 septiembre 2010

Acción, reacción, repercusión

Se va Antonio Alvarez. Breve paso del Mariscal que, al menos, ha podido levantar un título con su equipo. Ahora llega Gregorio Manzano, quien desde hace tiempo poco menos que venía pidiéndolo a gritos.

No sé si va a hacer las cosas mejor, pero creo que se ha actuado bien. Y no creo que haya sido tarde; tampoco se puede despedir a un entrenador a las primeras de cambio, por muy dolorosa que fuese la eliminación de la Champions. La apuesta por el juego de toque no ha funcionado, los primeros planteamientos de ataque puro se fueron disolviendo por la fragilidad defensiva, propiciada por el desorden sobre todo en el centro del campo.

Ahora viene un técnico con experiencia, cosa importante, pero que es conocido por su capacidad para gestionar a personas, por muy mal que esto suene. No sabemos si las cosas van a ir a mejor, pero nadie podrá decir que no se ha hecho nada.

Se ha actuado, se espera reacción y ya veremos cuál es la repercusión.

23 septiembre 2010

El amigo John

Conozco a John van der Luit desde hace años. Londinense de padre holandés, es aficionado del Arsenal de toda la vida. Lo conocí cuando su equipo fichó a Reyes y a mí me dio por escribir un mensaje en un foro del equipo de Londres. El fue uno de los que me insistió para que me quedara, y al final estuve varios años charlando con ellos casi a diario.

Nos hemos visto varias veces, un par de ellas en Sevilla, alguna vez en Londres. Es un tipo tranquilo, pero con un fino humor irónico muy inglés. También es un tipo de amplia cultura que por su trabajo ha recorrido el mundo varias veces. Poco a poco le fue cogiendo afecto al Sevilla FC, convirtiéndolo en su segundo equipo, y viendo gozoso los seis títulos conseguidos en los últimos años por televisión.
La última vez que lo vi fue en abril de este año, cuando vino con su mujer, fotógrafa, a ver y fotografiar la Semana Santa. Estuvimos almorzando y luego nos sentamos cerca del río a tomar café y charlar. Como es lógico, analizamos la situación de ambos equipos y le dije que últimamente no estaba muy ilusionado con el equipo ni con el estilo de juego de Jiménez. Me miró comprensivo.
-      La verdad es que me gustaba más antes –dijo-, pero estas cosas son así.
-      ¿Tú crees? –pregunté.
Me miró un momento y se acomodó en la silla.
-      ¿De verdad los aficionados del Sevilla piensan que vamos a conseguir tantos títulos todos los años? -me preguntó.
-      Yo no lo diría así, pero en cierta forma todos estamos un poco decepcionados. Entendemos que no a va pasar, pero se echa de menos.
-      Mira, en Inglaterra hay muy pocos equipos que sean ricos, por mucho que se diga. El Manchester United, básicamente. Después hay otros como el Chelsea o últimamente el Manchester City, que hacen grandes fichajes pagados por sus dueños, los clubes como tales no tienen infraestructura ni aficionados suficientes para mantenerlos. El Arsenal se comporta de otra forma, cíclica. Es un equipo saneado económicamente, pero sabe hasta dónde puede llegar, y en ese sentido nuestros dos clubes se parecen. ¿Te acuerdas cuando estuvimos 53 partidos seguidos sin perder?
-      Claro.
-      Pues hasta llegar ahí, habíamos estado tres años sin comernos una rosca. Cada año fichamos a varios jugadores jóvenes absolutamente desconocidos; incluso siendo español ¿Habías tú oído hablar de Cesc antes de que lo ficháramos?
-      La verdad es que no –respondí.
-      Ahí voy, si no puedes fichar a Messi, tienes que formar a tus propios Messis. Los aficionados del Sevilla habéis perdido un poco el sentido común. Ya no tenéis paciencia; estáis metiendo una presión excesiva e innecesaria al club. Es como plantar una maceta: tienes que esperar a que crezca y dé flores, aunque pueda hacerse largo y ser aburrido. Después podrás disfrutar de ellas, de su color y olor, y a veces alguna de ellas se convertirá en un fruto, que irá a la vitrina del club. Otras veces no. Al cabo del tiempo la planta se morirá, y tendréis que plantar otra. No podemos tener flores todo el año, no tenemos medios para eso. Así son las cosas, ahora toca esperar.
Quizá John tenga razón. Suele tenerla.

21 septiembre 2010

Propagadores de virus

Existen desalmados en la red. Desaprensivos que utilizan sus portales como reclamos para incautos, los hacen caer en la trampa para ya nunca escapar. Inoculan sus obsesiones en los demás; los intoxican con sus mensajes. Envenenan al prójimo fácilmente, mostrando un pequeño cebo para después apropiarse de su alma.

El desgraciado que cae en sus arteras redes acabará ensimismado, aislado de los demás, obsesionado con alguien nacido hace años; buscando rastros imposibles en países remotos. Arrastrando sus torpes pies por caminos asolados. A veces se dará cuenta de su hechizo, intentará salir, despertar. Unos minutos más tarde volverá a entrar en trance.

Los propagadores de virus atenazan a sus víctimas con cadenas de búsqueda, grilletes digitalizados, y los atraen para siempre. Atacan en grupos desde varios ángulos, acorralando a la víctima, que viéndose perdida abrirá un blog sevillista.